El Calentito | La Clau -Revista gratuïta del Maresme
Publicat el 06/07/2005

INTERPRETACIÓN
Verónica Sánchez, Macarena Gómez, Ruth Díaz, Núria González
DIRECCIÓN Chus Gutiérrez
DURADA 90 min
GÉNERO Comedia

Más que española, esta película es madrileña, no hay más que ver los apellidos. Quiere reflejar lo que se llamó “la movida” en la capital durante unos cuantos años después del cambio de régimen, o sea a finales de los 70 y comienzos de los 80. La “explosión” de la libertad, que en aquel momento parecía el no va más, y que se transformó en noches desmadradas en los locales de fiesta, músicas nuevas con decibelios a tope y personajes y actitudes sexuales que antes estaban cerrados en herméticos armarios. En conjunto, era una “movida” exagerada pero ingenua, ansiosa de una libertad ficticia, porque no conducía a ninguna parte, sólo al estallido de las ansias contenidas.
La directora Chus Gutiérrez vivió en sus propias carnes aquel movimiento, pues formó parte de uno de los muchos grupos musicales juveniles que “la movida” propició, y ha querido reflejarlo en esta cinta, con suerte yo diría que bastante aceptable. El Calentito es uno de los locales que se pusieron de moda en aquel Madrid nocturno. En él se desenvuelve a trompicones el grupo Sioux, un trío mal avenido, que se deshace nada más comenzar, porque se pelean dos de sus componentes y una se va. Aparte, el guión nos ofrece una familia tradicional y franquista (la frase “con Franco esto no ocurría” no puede faltar), con marido calzonazos y mujer “sargento”, en que la hija Sara (Verónica Sánchez) estudia carrera y se muestra sujeta, aunque con protestas, a las normas de su madre, pero una noche va con una amiga al Calentito, y casualmente se incorpora al trío Sioux, sustituyendo a la que les falta.
Sara vive entonces “la movida” de una forma intensa, aunque a escondidas de la familia, pero el día que el trío ha de dar su concierto cumbre para alcanzar el contrato, se produce un chispazo como si alguien hubiera apretado un interruptor. Es el 23-F de 1981. Tejero ha interrumpido la vida del país y hay tanques en las calles. No se sabe lo que ocurrirá. Son horas de tensión en que todo el mundo tiene miedo. Unos se preparan para marcharse. Otros compran provisiones exageradas “por si acaso”, que el tendero quiere cobrar inmediatamente “por si acaso”. Pero habla el Rey y la gente vuelve a desbordarse en El Calentito. Las tres chicas desgarran su ropa, rompen los sujetadores, quedan en top less y se vuelven de espaldas donde llevan grabadas las sílabas de Libertad. Una para ellas y al parecer para la directora, descriptiva manera de considerar lo que significa la palabra.
La televisiva Verónica Sánchez como protagonista se desenvuelve bien, pero no quedan atrás sus compañeras, sobre todo la nerviosa y pasota Macarena Gómez, que se come las escenas en que interviene.

 

On veure la pel·lícula

Deixa un comentari