Publicat el 14/03/2007
George Clooney · Cate Blanchett · Tobey Maguire · Director: Steven Soderbergh

Es la tercera película que resucita, en el panorama cinematográfico actual, la Segunda Guerra Mundial y sus secuelas inmediatas. Primero fue la holandesa El libro negro, después la alemana La vida de los otros, y ahora ésta, americana. Las dos primeras son excelentes. La tercera… bastante menos.
Es una nueva colaboración del tándem Soderbergh / Clooney, artífices, entre otras, de las tres Ocean. Se presenta en un blanco y negro extrañamente contrastado de matices, como es fácil observar desde el comienzo. Soderbergh la rodó en colores, y una vez terminada la descoloreó. El resultado queda un tanto raro y, particularmente, no me gusta. Pero… todo sea por la originalidad y la pretendida vuelta a los orígenes. De paso le sirvió para aprovechar diversos panoramas de documentales de la época con la ciudad destruida, que, naturalmente, no tenían color.
Además, podrán apreciar varias referencias al cine de entonces. La llegada a Berlín del periodista y su deambular por la ciudad en ruinas, como El tercer hombre. O el reencuentro allí del protagonista con su amor perdido y el final en el aeropuerto en un día lluvioso, como Casablanca. Pero ni con estas referencias y su manifiesto deseo de asemejarse a aquel cine, consigue El buen alemán llegar a la altura de las películas que parece le sirven de modelo.
Echemos una ojeada al argumento, basado en una novela de Joseph Kanon. Jake Geisner, periodista jefe de la Associated Press en Berlín antes de la guerra y corresponsal de guerra después como capitán de ejército, vuelve a la capital alemana para cubrir la conferencia de Postdam. Le asignan como chófer un cabo metido en los trapicheos del enorme mercado negro existente en la ciudad, cuya amante es una prostituta… que resulta ser la ex novia del periodista en su anterior estancia antes de la guerra y ahora está luchando por todos los medios para encontrar un sistema de huir de Alemania. Pronto descubre Geisner que la mujer es buscada por americanos y rusos, porque parece que es la única que conoce el paradero de un personaje importante, aunque no hay manera de saber por qué. Y sobre este tejemaneje se urdirá toda una trama de intriga y aventuras de espionaje y contraespionaje, no siempre suficientemente aclaradas para el espectador. Al final, el hombre buscado resultará ser El buen alemán, que da título al libro y a la película.
George Clooney realiza una interpretación funcional, nada espectacular. No acredita su título de “hombre vivo más sexy del mundo”. La verdad, en esta película le vemos algo envejecido, demasiado corpulento y bastante mal vestido. “¿Sexy?” Yo diría que no, pero las señoras pueden opinar. Y Cate Blanchet, siempre con sus ademanes de trágica, tampoco destaca gran cosa.
En resumen, una película que quiere distinguirse como original en su manera de volver al cine antiguo, pero que, de cara al espectador, resulta poco atractiva. No creo que les guste mucho si se deciden a verla.

Deixa un comentari