Publicat el 07/11/2007

Poner al fuego un cazo con la mantequilla, incorporar la harina y dejar cocer a fuego lento durante un minuto, removiendo constantemente. Apartar del fuego, salpimentar y añadir la leche hirviendo, volver a poner el cazo al fuego y remover constantemente hasta que vuelva a hervir. Llegado a este punto dejar cocer un par de minutos más y reservar.Mientras, calentar el horno a 190º. Untar con mantequilla un molde rectangular tipo cake y esparcir la harina por encima, procurando que todo el molde quede cubierto por una capa muy fina (eliminar la que sobre).Lavar el calabacín y, sin pelarlo, cortarlo longitudinalmente en 4 tiras, luego hacer trozos de medio centímetro de grosor. Saltear el calabacín en una sartén con aceite muy caliente y a fuego fuerte hasta que tome color, salpimentar y
reservar.Limpiar los champiñones, cortarlos a cuartos y saltearlos en una sartén con un poco de aceite caliente, mejor hacerlo en tres tandas para evitar que suelten demasiada agua, luego salpimentar y reservar.Batir los huevos con un punto de sal, mezclar con la salsa bechamel y finalmente incorporar el calabacín y los champiñones. Colocar la mezcla dentro del molde que tenemos
preparado e introducir en el horno de 15 a 20 minutos. Pasado este tiempo dejar enfriar un poco y desmoldar.Puede servirse frío acompañado de mayonesa o caliente con salsa de pimiento asado.

Ingredients

  • 3 huevos
  • 1 calabacín grande
  • 300 g de champiñones
  • 15 g de mantequilla
  • 1 C de harina
  • sal y aceite-Salsa bechamel:
  • ½ l de leche
  • 50 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • pimienta blanca

Deixa un comentari